Senderismo con: Sergio Morales ( Lobo )
  TORRECILLA
 

Ascenso a La Torrecilla desde el Cortijo de Quejigales

Parque Natural de la Sierra de las Nieves.
.

.

.
Duración aproximada: 7 horas.
Desnivel acumulado a superar: 1.100 m.
Dificultad: Alta.
.
Estamos ante uno de los recorridos más significativos y espectaculares de este Parque Natural Sierra de las Nieves. Cuando se visita por primera vez la zona del Área Recreativa de los Quejigales estoy convencido de que nos impresionará gratamente. Cuando en los años ochenta aún estaba autorizada la acampada libre, pasé muchos fines de semana acampado en los alrededores. He incluso he pernoctado en el Refugio Feliz Rodríguez de la Fuente con algún grupo escolar, ahora los tiempos han cambiado, la acampada está prohibida y el refugio se ha convertido en alojamiento rural.
.

Meseta de los Quejigales, en las proximidades del Puerto del Oso. (Foto Juan Morente)
.
Tomaremos como referencia para realizar este recorrido, la entrada al Parque Natural de la Sierra de las Nieves en la Carretera de San Pedro de Alcántara a Ronda A-397, entre los kilométros 14 y 15. Continuaremos con el vehículo, durante unos 800 m por un tramo asfaltado, hasta rebasar el camping de Conejeras que lo encontramos a la izquierda.
.
Parte superior de la Cañada de las Ánimas, al Fondo el Cerro Alto. (Foto Juan Morente)
.
Llegaremos a una valla que da acceso al Parque, al tiempo que nuestro camino ya deja de ser asfaltado. Continuaremos durante aproximadamente 10 km, dejando atrás las indicaciones que nos encontramos referidas al sendero de Conejeras. Muy pronto giraremos a la derecha, al tiempo que cruzamos un arroyo por un pequeño puente poco antes dejamos a nuestra izquierda un carril que se dirije a Rajete. Nos encontramos un cruce que debemos seguir a la izquierda en ascenso. A la derecha hay unas indicaciones que nos sitúan a 4 km de la Fuenfría y a 5 km del Puerto del Robledal.

.
Poco más adelante acaba el tramo más o menos llano y dejamos a nuestra derecha el Cortijo de la Nava de San Luís y el Cerro de la Alcojona de forma cónica. En sus alrededores pueden observarse ejemplares de gamos y de muflones.
.
Área Recreativa de los Quejigales. (Foto Juan Morente)
.
Comenzamos una fuerte subida y unos dos kilómetros más adelante obviamos el cruce con un carril que baja por nuestra derecha y que se dirige al Puerto de las Golondrinas, perfectamente indicado por paneles informativos. Al continuar recto más adelante atravesaremos una barrera, que en épocas estivales suele cerrarse durante la noche, y más tarde vemos un carril que nos asciende por la derecha y que conduce al Puerto de los Pilones aunque se encuentra limitado el paso a vehículos autorizados.
.

Zona superior de la Cañada de las Ánimas. (Foto Juan Morente)
.
Pronto divisaremos sobre una depresión casi llana el Área Recreativa de los Quejigales a la que accedemos tras un breve descenso. Según llegamos a la izquierda vemos una edificación, se trata del Refugio Féliz Rodríguez de la Fuente, actualmente explotado como alojamiento rural. Seguimos hacia la derecha donde aparcaremos nuestro vehículo y nos dispondremos a realizar la ruta (1.284 m.s.n.m. coordenadas 30 S 317300, 4062491).
.
A nuestra derecha dirección sur el magnífico pinsapar de la Sierra de la Nieve, y a nuestra derecha el pinar donde antes se podían instalar tiendas de campaña para la acampada libre. Unas barbacoas, unas mesas y todo lo necesario para pasar un buen día de campo.
Seguiremos por el carril que es la continuación natural del que nos ha traído, en suave ascenso. Muy pronto a la derecha encontraremos la posibilidad de iniciar la ruta de La Torrecilla a través de la Cañada del Cuerno, pero nosotros usaremos este camino para la vuelta, así que seguiremos por el carril.
.
Puerto de los Quejigales. (Foto Juan Morente)
.
Después de unos diez minutos de camino encontraremos un cruce, seguiremos por la derecha abandonando el carril principal que desciende dirección a la Sierra Hidalga hacia el Cortijo del Sabinal, de aquí el nombre con el que se conoce a este carril. Ahora el carril restaurado recientemente, evita las profundas rodaduras que antaño se producían al pasar los vehículos de servicio con el camino embarrado. Acabaremos la primera rampa y ahora el camino es prácticamente llano, esta zona se conoce como Puerto de los Quejigales.
.

Monolito de dicado a Frasquito el guarda. (Foto Juan Morente)
.
Encontraremos la Fuente del Pinar, a la izquierda del camino y a la derecha podemos observar una placa a Francisco Molina García (Frasquito el guarda), homenaje que organizó la Asociación Senderista Pasos Largos y la Consejería de Medio Ambiente.

Seguiremos caminando por el carril, que desde aquí no ha sido reparado, hasta que este acaba en una zona en la que hay instaladas unas mayas metálicas con rocas, a modo de diques, para mitigar la erosión. Ahora caminamos por multitud de verdillas en época de lluvias muy encharcadas, y trataremos de buscar a media ladera la que consideremos principal, marcada con discretos puntos de color celeste. A nuestra derecha el esplendoroso pinsapar de la Cañada de Enmedio.
.
Inicio de la Cañada de las Ánimas. (Foto Juan Morente)
.
Al entrar en el pinsapar llegaremos a un cruce señalado con hitos de piedra, debemos girar a la derecha siguiendo la vereda que definitivamente asciende introduciéndose en el pinsapar de la Cañada de las Ánimas (1.435 m.s.n.m. 30 S 318975, 4063809). La vereda que continua recta se dirige al Tajo del Canalizo y al Peñón de Ronda que muy pronto podemos divisar bajo nosotros hacia el norte.
.
Interior del Pinsapar de las Ánimas. (Foto Juan Morente)
.
La Cañada de las Ánimas es menos conocida que la del Cuerno pero no por ello disminuida en su atractivo. He considerado emplearla para subir a la parte alta porque su pendiente es menos agresiva, incluso tiene un corto tramo de descenso y algunos llanos. Como más tarde comprobaremos esto no sucede en la Cañada del Cuerno de pendiente más acusada.
.
Al fondo el Peñón de Ronda y el Tajo del Canalizo. (Foto Juan Morente)
.
Subimos dejándonos envolver por la frondosidad del pinsapar y cuando ya hemos rebasado la cota 1.580 m nos encontramos con una vereda que parte a la derecha y que se dirige otra vereda que más tarde emplearemos al regresar, para enlazar con la Cañada del Cuerno.
.
Poco más arriba encontraremos, cuando el bosque se hace aún más tupido, un nuevo cruce en el que seguiremos a la derecha, la senda que sigue hacia el Cerro Alto que poco antes hemos advertido en los claros del bosque a nuestra izquierda.
.
Cerro Alto subiendo la Cañada de las Ánimas. (Foto Juan Morente)
.
En breve saldremos definitivamente del bosque, y al coincidir con la divisoria de aguas encontraremos un nuevo cruce que seguiremos a la izquierda (1.688 m.s.n.m. 30 S 319658 4063015). Al regresar emplearemos esta vereda que desciende por nuestra derecha para enlazar con la Cañada del Cuerno. A medida que seguimos ascendiendo dirección este, la panorámica se nos abre. A la derecha el Cerro de los Pilones, y a la izquierda el Cerro Alto. Buscamos un collado que tenemos en frente, hacia nuestra izquierda, el Puerto del Oso.
.

Pilar de Tolox. (Foto Juan Morente)
.
Una vez en el collado descendemos suavemente a una pequeña dolina en la que hay un gran nevero reconstruido y un panel explicativo de su utilidad (1.709 m.s.n.m. 30 S 320095, 4062876). Me pregunto que sería de nosotros si en la actualidad tuviésemos que obtener el frío elemento con este tipo de trabajo. (a lo mejor alguno ya no tomaba cubatas, o se los “hincaba” calientes…)
.
Nevero del Puerto del Oso. (Foto Juan Morente)
.
Justo donde se encuentra el panel informativo habremos advertido un cruce con otra senda. Dirección oeste sigue hasta el Puerto de los Pilones, y desde allí baja a los Quejigales bien por el carril o bien por la Cañada del Cuerno. Dirección este se dirige a La Torrecilla o al Peñón de los Enamorados, esta opción la emplearemos para el regreso.
.
Seguiremos unos metros hacia la izquierda, por la senda habitual al Torrecilla, y después bajaremos dirección suroeste la cañada, salpicada de dolinas, que tenemos frente a nosotros. Nos rodean los llamativos ejemplares del bosque de quejigos de montaña. Tras unos cientos de metros, y al llegar a la mayor de las dolinas, debemos girar a nuestra izquierda dirección a un pequeño collado en el que encontraremos una senda que sigue la dirección de La Torrecilla.
.
El camino entre el nevero y los Hoyos del Pilar. (Foto Juan Morente)
.
Es una zona menos frecuentada en la que es fácil observar rebaños de cabras monteses, a cambio tenemos un camino menos definido y en ocasiones podemos perderlo. Pero la silueta del Cerro de la Plazoleta, La Torrecilla, la tenemos justo frente a nosotros dirección sur y si perdiésemos el camino puede servirnos para retomarlo.
.

.
A la derecha se inicia la Cañada del Cebro cuando vemos al fondo el Cerro de la Alcazaba o La Muela al observarlo no hace falta aclarar el por qué. A nuestra derecha una zona más llana conocida como Hoyos del Pilar donde se encuentran varias simas por la que evacuan las precipitaciones. La más conocida es la sima GESM con un desarrollo vertical de 1.101 metros, otra cavidad próxima es la llamada Sima Honda descubierta con anterioridad.
.
Cuando en 1.972 se exploraba Sima Honda, algunos de los más jóvenes espeólogos del Grupo de Exploraciones Subterráneas de Málaga, buscaron en el entorno otras posibles cavidades a estudiar. Encontraron una sima de a penas cinco metros de profundidad con una gatera en su fondo. Federico Ruiz, Francisco Gutiérrez, y José María Verdugo, iniciaron el descubrimiento de esta sima que más tarde sería de las famosas del mundo.
.
El camino entre los Hoyos del Pilar y el Pilar de Tolox. (Foto Juan Morente)
.
Descendemos hacia una cañada, sin perder la dirección sureste, y después ascendemos al collado (1.723 m.s.n.m. 30 S 321202 4061544) que da paso al Pilar de Tolox. Ya habremos encontrado la senda habitual para acceder a la Torrecilla que luego emplearemos para regresar. En el Pilar de Tolox encontramos una fuente de aguas frías y unos abrigos naturales en los que es fácil en la poca invernal observar la atractivas estalagtitas y hielo.
.

Estalagtitas de hielo. (Foto: Javi García)
.
Ya sólo nos queda el último y mayor esfuerzo la subida final a La Torrecilla un sendero muy bien marcado salva los 200 m de desnivel y nos deposita en la cumbre. Debemos ser pacientes y tomarnos esta parte final con calma, existen rampas verdaderamente duras y continuadas y aún nos queda un largo camino de regreso.
.
La Torrecilla desde los Hoyos del Pilar. (Foto Juan Morente)
.
Es sorprendente la carencia de un vértice geodésico en esta cumbre, los hay por doquier en muchas otras cimas menos significativas, pero en la máxima altura de la provincia, hemos de contentarnos con el típico montón de piedras que los montañeros van colocando como muestra de su presencia o de su inconformidad por la falta de la preceptiva señal geodésica. (1.919 m.s.n.m. coordenadas 30 S 321622, 4060784).
.
La panorámica que puede contemplarse desde la cima es inigualable. En un día claro podemos observar casi cualquier accidente geográfico, incluido el norte de África.
.
Cañada de Froncaire, al fondo su pinsapar. (Foto Juan Morente)
.
Regresaremos sobre nuestros pasos hasta el punto donde abordamos el sendero principal, tras nuestro paso anterior por los Hoyos del Pilar. Esta senda se encuentra perfectamente señalizada y su uso hace que sea inconfundible, salvo en situaciones de fuertes nevadas.
.
Tras una hora de camino, desde el Pilar de Tolox, llegaremos a un cruce, en el que encontramos paneles informativos de las posibles direcciones a seguir, que debemos seguir recto dirección al nevero del Puerto del Oso. La senda de la derecha se dirige al Peñón de los Enamorados o al Puerto de las Boas por la Cañada de las Grajas.
.
Bajando desde el Puerto del Oso a la Cañada de las Ánimas. (Foto Juan Morente)
.
Al llegar nuevamente al nevero, lo bordearemos por su lado derecho y seguiremos hacia el Puerto del Oso desde donde retomaremos la senda que empleamos en la ida hasta el cruce de la parte superior de la Cañada de las Ánimas.
.
Finalizando la Cañada del Cuerno. (Foto Juan Morente)
.
En este cruce seguiremos a la izquierda por una senda, en ocasiones no muy bien definida, que desciende al fondo de la cañada. Primero debemos ir dirección noroeste, para luego girar a la derecha antes de buscar definitivamente la cabecera de la Cañada de Enmedio.
.
Parte superior de la Cañada de Enmedio. (Foto: Juan Morente)
.
Tras cruzar el regajo, inicia una sucesión de subidas y bajadas hasta el enlazar con la Cañada del Cuerno. Mientras caminamos a nuestra izquierda se encuentra la cordal de la montaña y a nuestra derecha se abre un extraordinaria panorámica de la Sierra Hidalga en primer término, y si el día está claro todas las montañas del oeste malagueño, Sierra del Oreganal, de Juan Diego, del Palo y al fondo las gaditanas del Endrinal y del Pinar.
.
Base de la Cañada del Cuerno. (Foto Juan Morente)
.
Al llegar a la Cañada del Cuerno (1.610 m.s.n.m. 30 S 318833, 4062526) sólo tenemos que bajar por nuestra derecha la senda perfectamente marcada que nos depositará en el carril del Sabinal, que seguiremos a la izquierda hasta el Área Recreativa de los Quejigales donde nos aguarda nuestro vehículo.
.

Interior de la Cañada del Cuerno. (Foto Juan Morente)
.
A mediación de la cañada, hacia el oeste, nace una senda que se dirige al carril que desde los Quejigales asciende al Puerto de los Pilones. Puede servirnos de alternativa en el caso de que tras fuertes lluvias o nevadas el sendero inferior entre la Cañada del Cuerno y el Carril del Sabinal se encuentre impracticable por el barro.




Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
  Hoy habia 6 visitantes (76 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=